Venezuela fuera de la OEA: Implicaciones en materia de derechos humanos

Venezuela fuera de la OEA: Implicaciones en materia de derechos humanos

0
Compartir

El pasado 27 de abril de 2017 la canciller Delcy Rodríguez denunció la Carta de la Organización de los Estados Americanos en representación de Venezuela, conforme a lo que establece el artículo 143 de la misma:

“Esta Carta regirá indefinidamente, pero podrá ser denunciada por cualquiera de los Estados miembros, mediante comunicación escrita a la Secretaría General, la cual comunicará en cada caso a los demás las notificaciones de denuncia que reciba. Transcurridos dos años a partir de la fecha en que la Secretaría General reciba una notificación de denuncia, la presente Carta cesará en sus efectos respecto del Estado denunciante, y éste quedará desligado de la Organización después de haber cumplido con las obligaciones emanadas de la presente Carta”.

Esto significa que la salida de Venezuela de la OEA se hará efectiva el 27 de abril de 2019, por lo que, hasta esa fecha, el funcionamiento de la organización y sus implicaciones deberían quedar intactas. Sin embargo, nos queda la duda sobre ¿qué va a suceder después?

002Para poder dar una respuesta, debemos comprender que la adopción de la Carta de la Organización de los Estados Americanos en la IX Conferencia Internacional Americana del 30 de abril de 1948 y de la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre en abril de 1948, representaron avances fundamentales en el reconocimiento de los derechos humanos. Así como sentaron un precedente importante en el rol que debían tener los demás países miembros de la Carta en la labor de velar por el cumplimiento de estos derechos en el continente.

Dentro de las obligaciones a las que se sometieron los Estados partes se encuentra la de aceptar la supervisión de la Comisión Interamerica de Derechos Humanos (CIDH), ya que, de acuerdo al artículo 106 de la Carta se establece que:

“Habrá una Comisión Interamericana de Derechos Humanos que tendrá, como función principal, la de promover la observancia y la defensa de los derechos humanos y de servir como órgano consultivo de la Organización en esta materia.

Una convención interamericana sobre derechos humanos determinará la estructura, competencia y procedimiento de dicha Comisión, así como los de los otros órganos encargados de esa materia”.

Y es este exactamente la consecuencia más grave de la salida de Venezuela de la Organización de los Estados Americanos (OEA), la CIDH tiene su sede en la ciudad de Washington, D.C. y cuenta con siete miembros. Su labor más importante es la de monitorear la situación de los derechos humanos en los Estados partes, la cual, llevan a cabo a través de la realización de informes anuales generales o informes individuales por país, donde se expone a la comunidad internacional y en especial a los miembros de la OEA sobre las vulneraciones en derechos humanos existentes en la región.

001Además, la CIDH posee un sistema de peticiones y casos individuales, donde se evalúa situaciones particulares de transgresiones a derechos fundamentales y se pronuncia dando recomendaciones que debería adoptar el Estado parte denunciado.

Estas herramientas forman parte del Sistema Interamericano de Derechos Humanos que respalda el fortalecimiento del respeto a nuestros derechos humanos. Razón por la cual, la denuncia a la Carta de la OEA genera que Venezuela se aísle del escenario internacional y de la presión que esta podría ejercer sobre la materia.

Además, limita las opciones de los defensores de derechos humanos quienes, agotando las instancias judiciales en Venezuela en la representación de las víctimas, no podrían denunciar a la CIDH ninguna transgresión que sucediera después de la fatídica fecha del 27 de abril de 2019, y cerrando de forma definitiva contar de forma alguna con el Sistema Interamericano de Derechos Humanos[1].

En conclusión, con esta decisión los derechos de todos los venezolanos pierden una vez más un respaldo muy importante para garantizar su exigibilidad.

[1] Recordemos que el 10 de septiembre del 2012 Venezuela denunció la Convención Americana de Derechos Humanos, la cual entró en vigencia el 10 de septiembre del 2013, dejándonos fuera de la tutela de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, la cual forma parte del Sistema Interamericano de Derechos Humanos.

Artículo de opinión de Natasha Saturno Siñovsky / Acción Solidaria 

 

No hay comentarios