Una terapia dual basada en inhibidores de la proteasa resulta eficaz como...

Una terapia dual basada en inhibidores de la proteasa resulta eficaz como tratamiento de mantenimiento

0
Compartir

Un tratamiento antirretroviral de mantenimiento empleando dos fármacos (un inhibidor de la proteasa potenciado y lamivudina) demostró ser igual de eficaz que un tratamiento triple basado también en un inhibidor de la proteasa en personas con una carga viral del VIH indetectable, según las conclusiones de un metaanálisis de ensayos clínicos presentado en la conferencia.

En unos dos años, en los países de rentas altas ya existirán formulaciones genéricas baratas de cada uno de los regímenes simplificados examinados en el análisis.
El régimen simplificado puede reducir el riesgo de toxicidades relacionadas con el uso de tenofovir disoproxil fumarato (TDF) o abacavir.
Lamivudina apenas presenta riesgo de interacción con los fármacos utilizados para tratar otras afecciones médicas.

Un rebote virológico, en caso de fracaso del régimen simplificado, no dará como resultado la aparición de resistencias cruzadas a tenofovir.

Los resultados de cuatro ensayos de distribución aleatoria en los que se comparó el tratamiento de mantenimiento con un inhibidor de la proteasa potenciado más lamivudina frente a un tratamiento triple se incluyeron en un metaanálisis de pacientes individuales. Los inhibidores de la proteasa utilizados en los cuatro ensayos fueron atazanavir, darunavir y lopinavir (todos ellos potenciados con ritonavir). La población total del análisis ascendió a 1.051 personas.

A la semana 48 no se apreciaron diferencias significativas en la proporción de personas con una carga viral inferior a 50 copias/mL (indetectable). El 84,7% de las personas que tomaban terapia dual presentaban una viremia indetectable, frente al 83,2% de las personas que tomaban una combinación de tres medicamentos antirretrovirales. Del mismo modo, no se observaron diferencias entre ambos grupos en lo que se refiere a la proporción de personas que habían interrumpido el tratamiento a la semana 48 debido a un rebote de la carga viral.

No se registraron diferencias en los resultados clínicos al comparar los tres inhibidores de la proteasa potenciados que se emplearon en estos estudios. El sexo y la coinfección por hepatitis C durante el período del estudio no influyeron en los resultados clínicos.

Fuente: gtt-vih.org

No hay comentarios