Una determinación anual de CD4 sería suficiente en personas con supresión virológica...

Una determinación anual de CD4 sería suficiente en personas con supresión virológica y recuentos de CD4 estables

0
Compartir

La medida también sería aplicable a personas coinfectadas por hepatitis C y produciría un ahorro considerable sin afectar a la calidad del seguimiento clínico de la infección por VIH

Francesc Martínez – 07/04/2015

Un estudio llevado a cabo por investigadores de la cohorte PISCIS, que realiza el seguimiento clínico y epidemiológico de pacientes con VIH de 12 hospitales de Cataluña y dos de las Islas Baleares, ha concluido que en personas con recuentos de CD4 de 350 células/mm3 o superiores y carga viral inferior a 200 copias/mL sería posible reducir el número de determinaciones de CD4 a una por año sin comprometer el control de la infección por VIH, tanto en personas monoinfectadas por VIH como en aquellas coinfectadas por VIH y el virus de la hepatitis C (VHC). Los resultados fueron presentados en el XIX Taller Internacional sobre Bases de Datos Observacionales del VIH, celebrado recientemente en Catania (Sicilia, Italia).

Los recuentos de CD4 constituyen un importante parámetro para verificar el adecuado estado del sistema inmunitario de las personas con VIH. La mayor parte de las guías de práctica clínica recomiendan realizar una determinación de los niveles de CD4 cada 6 meses. No obstante, en los últimos tiempos, dada la estabilidad de los niveles de CD4 en la mayor parte de las personas con VIH con carga viral indetectable, cada vez son más los estudios que contemplan reducir dicha determinación a una vez al año en pacientes en los que la infección por VIH se encuentra muy estable y controlada mediante el tratamiento antirretroviral.

Para establecer la viabilidad de reducir la frecuencia de las determinación de los recuentos de CD4, los investigadores analizaron la evolución de dichos niveles en participantes de la cohorte PISCIS en estado de supresión virológica continuada (SVC), tanto monoinfectados por VIH como los coinfectados por VIH y VHC.

En el estudio se consideró SVC a obtener un mínimo de 3 analíticas consecutivas con recuentos de CD4 superiores a 200 células/mm3 y niveles de carga viral inferiores a 200 copias/mL. Dicho período de SVC se consideró finalizado al incumplir cualquiera de los dos requisitos durante las analíticas de seguimiento, tras más de 390 días sin realizar una analítica o tras el último análisis de seguimiento del participante.

El 60% de los participantes de la cohorte alcanzaron SVC y, por ello, participaron en el presente estudio, lo que supuso la inclusión de un total de 8.695 personas. El 77% de los participantes eran hombres, el 25% usuarios de drogas intravenosas, el 37% eran gais y otros hombres que practican sexo con hombres (HSH) y el 26% de los participantes eran heterosexuales. Alrededor del 20% de los pacientes  presentaban anticuerpos contra el VHC (lo cual indica coinfección presente, pasada o infección por VHC curada antes de la infección por VIH). Dado el bajo número de participantes del que se disponía de pruebas de detección de ARN del VHC (únicamente de 877 participantes, de los cuales 725 resultaron positivo), no se pudo establecer en cuántas de las personas con anticuerpos contra el VHC, el virus se encontraba en replicación activa.

Más del 95% de las personas que habían iniciado el período de SVC con recuentos de CD4 igual o superiores a 350 copias/mm3, tuvieran o no coinfección activa por VHC, mantenían dicha SVC a los 4 años de seguimiento.

En el caso de los monoinfectados, dicho porcentaje sería también cercano al 95% entre quienes iniciaron la SVC con recuentos de CD4 entre las 300 y las 350 células/mm3. Sin embargo, no se halló la misma correlación en pacientes coinfectados, entre quienes el porcentaje sería ya inferior al 80%.

Teniendo en cuenta la población evaluada de la cohorte –asumiendo un coste unitario de 25,17€ por determinación del recuento de CD4– pasar de 2 determinaciones de CD4 anuales a uno en todas aquellas personas con niveles de CD4 de ≥350 células/mm3 y carga viral inferior a 200 copias/mL  supondría un ahorro de 106.544 euros anuales en personas monoinfectadas por VIH y de 12.107 euros por año en las coinfectadas por hepatitis C.

Extrapolando dichos resultados al total de personas con VIH del área geográfica representada en la cohorte PISCIS, el ahorro se acercaría a los 200.000 euros anuales.

Los resultados del presente estudio apoyarían la estrategia de pasar de dos determinaciones anuales de los recuentos de CD4 a una en personas con VIH (coinfectadas o no por VHC) en estado de supresión virológica y con niveles de CD4 de igual o superiores a 350 células/mm3.

Sería interesante que el ahorro derivado de intervenciones como la explorada en el presente estudio se dedicara a mejorar otros aspectos de la atención y el seguimiento de las personas con VIH tales como un adecuado programa de cribado del cáncer anal u otras intervenciones encaminadas a un seguimiento más individualizado. Lamentablemente, dada la tendencia a los recortes sanitarios que impera en los últimos años se hace difícil pensar que dicho ahorro acabara repercutiendo en una mejora de la atención clínica de las personas con VIH.

Fuente: Elaboración propia (gTt).
Referencia: Casabona J, Miró JM, Esteve A, et al. Reduced CD4 monitoring in stable and virally suppressed HIV/HCV-coinfected patients, PISCIS Cohort. 19th International Workshop on HIV Observational Databases, Catania, Italy.

Fuente: La Noticia del día      www.gtt-vih.org

No hay comentarios

Dejar una respuesta