“Queremos vivir, pero para eso necesitamos las medicinas” (Video)

“Queremos vivir, pero para eso necesitamos las medicinas” (Video)

0
Compartir
Foto: Francisco Bruzco - Cronico.Uno

Los pacientes crónicos, a pesar de sentir que están muriendo por la falta de medicinas, sacan fuerzas de donde sea para reclamar su derecho a la salud.

Agotados, desmejorados y desesperados. Así se presentaron este miércoles 22 a las puertas de la farmacia de Alto Costo de Los Ruices más de 100 pacientes crónicos.

Con pancartas donde mostraban los nombres de las medicinas que no consiguen, con tapabocas, con las cabezas rapadas, en sillas de ruedas, con bastones e incluso con sus hijos en brazos clamaron por atención de parte del Gobierno.

Los pacientes no fueron atendidos en la farmacia de Alto Costo del IVSS.

A las 10:30 a. m. se apostaron con cadenas en las rejas de la farmacia. La idea era llamar la atención de las autoridades del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS). Pidieron la presencia de su presidente, Carlos Rotondaro.

A las 11:30 a. m. los pacientes, como no tuvieron respuesta a sus súplicas, caminaron hasta la avenida principal de Los Cortijos. Fueron dos cuadras bajo un sol implacable, principalmente para las personas trasplantadas, hipertensas y con esclerosis múltiple que participaban en la acción.

Denunciaron que los pacientes con enfermedades mentales no consiguen medicamentos.

El silencio gubernamental los motivó a cerrar la calle principal de Los Cortijos. En un principio era por 15 minutos. Y así se lo hicieron saber a los conductores que quedaron atrapados. Pero ante la indolencia incluso de algunos choferes, quienes se molestaron por la manifestación, se quedaron por más de media hora.

En este tiempo las pacientes con cáncer de mama mostraron sus lesiones, los de parkinson se quejaron porque tienen año y medio sin los fármacos de primera línea; las madres de niños con diabetes clamaron porque no consiguen insulina desde hace seis semanas y las de los trasplantados exigieron el derecho a la salud de sus pequeños.

“Primero rogué para que no rechazara el riñón y ahora ruego para conseguir las medicinas. Mi hijo de 14 años merece vivir”, dijo Yelitza Martínez, residente de Valencia.

El grito unísono era: “Queremos vivir, no queremos morir”.

Pese a que pedían la solidaridad de la gente, más de uno se bajó de sus carros a criticarles por la manifestación. “Estamos aquí porque nuestros hijos se están muriendo en un hospital”, dijeron. En respuesta un alterado conductor soltó: “Y para que tu hijo se salve yo tengo que dejar de ir a buscar a mi hijo de 4 años a su escuela”.

Cerraron la principal de Los Cortijos para sensibilizar a la población.

Situaciones como esa se repitieron en tan solo pocos minutos, lo que generó molestia en los pacientes. Muchos de ellos, con lágrimas en los ojos, gritaron: “Estamos aquí defendiendo el derecho a la salud, a tu salud, solo pedimos solidaridad”.

En la manifestación, Francisco Valencia, trasplantado y presidente de Codevida —coalición de organizaciones que velan por el derecho a la salud— leyó un tuit de Carlos Rotondaro. “Está diciendo que yo recibí esta mañana mis medicamentos, como descalificando esta lucha. Pero resulta que mi esposa no los tiene y muchas de estas personas tampoco. Pedimos respeto y respuestas urgentes”, acotó, al tiempo que indicó que en el país hay 3500 trasplantados esperando por medicamentos.

La respuesta del Seguro Social.

Piden a la ministra de Salud, Antonieta Caporale, resolver la escasez de medicinas.

Freddy Ceballos, presidente de la Federación Farmacéutica de Venezuela (Fefarven), también presente en la protesta, apuntó que hay una escasez de 85 % de medicinas de alto costo y que el Gobierno no liquida los dólares para la adquisición y fabricación de fármacos.

Pasado el mediodía, estas personas se retiraron más desesperanzadas, pero dijeron que no retrocederán en la lucha.

Fuente Mabel Sarmiento / CrónicaUno 

No hay comentarios