¿Puede la circuncisión reducir el riesgo de contraer VIH?

¿Puede la circuncisión reducir el riesgo de contraer VIH?

0
Compartir

Aunque  se suele creer que la circuncisión tiene una razón cultural o religiosa, la circuncisión supone importantes beneficios para la salud entre ellos reduce la posibilidad de sufrir infecciones urinarias y cáncer de pene. Pero lo más importante, el riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual es bastante menor. Luego de algunos años, y tras varias investigaciones, los científicos concluyeron que la circuncisión disminuye el riesgo de SIDA.

Mediante un estudio realizado por El Dr. Ayesha Kharsany el cual expuso sus hallazgos en la  IX Conferencia de la IAS sobre la ciencia del VIH en París, el pasado mes de julio, el estudio mostró que la circuncisión se asoció con la disminución de la prevalencia del virus del herpes simple en todas las mujeres, tasas más bajas de VIH en mujeres jóvenes y menos incidentes de sífilis en mujeres mayores.

De esta forma otros estudios atribuyen que la posibilidad de infectarse de VIH es un 60% menor en hombres circuncidados. Ello se debe a que las células de la zona debajo del prepucio tiene ciertas condiciones microambientales que hace al hombre más vulnerable a contraer enfermedades de transmisión sexual, incluyendo el VIH, gonorrea y sífilis.

La Organización Mundial de la Salud recomienda la circuncisión voluntaria como una forma de prevenir el VIH en regiones y poblaciones de alto riesgo. Aunque está claro que no es una solución definitiva para detener el SIDA. Vale aclarar que el riesgo de contagio de VIH de mujeres a hombres se reduce en un 60%, por lo que el uso del preservativo es necesario para evitar el contagio hombre-mujer.

Desde ONUSIDA se impulsa la circuncisión médica masculina voluntaria como una intervención única y rentable que propociona protección parcial durante toda la vida frente a la transmisión del VIH de la mujer al hombre. Los estudios de modelado han sugerido que lograr una prevalencia del 80 % de la circuncisión entre los hombres de 15 a 49 años para 2015, y mantenerla, evitaría 3,4 millones de infecciones por el VIH para 2025.

Fuente: Onusidave

No hay comentarios