Al compartir agujas


El uso de drogas inyectadas, lícitas o ilícitas, es una actividad de alto riesgo por la posibilidad de intercambio con sangre infectada, por lo tanto:

No se deben rehusar o compartir las inyectadoras o agujas.
Use solo inyectadoras descartables obtenidas de una fuente confiable.
Las agujas o inyectadoras una vez usadas deben ser descartadas de manera adecuada, cualquier envase plástico con cloro o lejía pueden ser un sitio adecuado.
Si la inyectadora va a ser desechada en una papelera o recipiente de basura siempre debe cubrir la aguja con el receptáculo o canícula plástica que trae para este fin, utilice una superficie plana para tal fin.
Al realizar tatuajes o piercing debemos exigir materiales esterilizados y descartables.

Transfusiones sanguíneas


Se debe realizar la prueba de despistaje a los donantes de órganos, semen, tejidos, sangre y hemoderivados. Aunque es cada vez es menos frecuente, aún existe el riesgo de transmisión por esta vía.

En todo caso después de una transfusión de sangre se recomienda esperar el periodo ventana (ver Información básica) para efectuarse una prueba de despistaje de VIH

Accidentes Laborales


La sangre es la fuente principal a partir de la cual puede adquirir el VIH un trabajador de la salud. Para que el VIH presente en fluidos corporales infecte a otra persona, debe existir contacto directo con alguna mucosa o piel dañada. De lo contrario, el único riesgo sería a través de una punción con aguja infectada con sangre de una persona que vive con el VIH, en cuyo caso el riesgo es inferior al 0,5%.

Las medidas de prevención universales deben implementarse de forma rigurosa en todos los hospitales, destacando:

El uso rutinario de barreras (por ejemplo guantes y/o anteojos de protección)
Lavarse las manos y otras superficies de la piel inmediatamente después de tener contacto con sangre u otros líquidos corporales,
Manejar y desechar cuidadosamente los instrumentos cortantes durante y después de su uso.
Para la desinfección de superficies manchadas con fluidos corporales infectados, debemos utilizar hipoclorito de sodio al 5%, diluido en 1:10 de agua por aproximadamente 20 minutos

Aunque la estrategia más importante para reducir el riesgo de transmisión ocupacional de VIH es prevenir las exposiciones, deben de implementarse planes para el manejo de situaciones posteriores a la exposición., lo que se conoce como profilaxis post exposición (PEP). Estas directrices establecen que antes de las 72 horas la persona trabajadora de la salud debe recibir tratamiento antirretroviral.

Transmisión vertical (Embarazo)


A toda mujer embarazada se le recomienda efectuarse la prueba de despistaje del VIH (Gaceta Oficial No. 37009, Resolución No. 292, publicada el 8 de Agosto de 2000), para lo cual deberá recibir asesoría y orientación con el fin de conocer el objetivo de la prueba y las alternativas que dispondrá en el caso de que el resultado sea positivo o reactivo.

Si el resultado es reactivo,  a la mujer se le debe ofrecer la terapia antirretroviral, Esto permitiría reducir el riesgo de transmisión, al 1%, siempre y cuando el control se efectúe desde el principio del embarazo.

Sin embargo, la decisión de tomar antirretrovirales es exclusiva de la mujer. Se deben tomar en cuenta los siguientes aspectos:

¿Cuáles medicamentos son los mejores para la madre?
¿Cuáles reducen el riesgo de transmisión?
¿Qué efectos tendrán los mismos sobre el feto?.
Es recomendable comenzar el tratamiento a la semana 14 del embarazo, porque a los 3 meses ya se han desarrollado los órganos principales del feto. Si la madre ya conocía su situación como persona que vive con VIH y esta tomando tratamiento antirretroviral, deberá consultar con su médico tratante para que se tome la decisión de continuar, cambiar o suspender el mismo.

 

El Ministerio de Salud está obligado a suministrar el tratamiento antirretroviral a toda mujer embarazada, así como las condiciones adecuadas para el momento del parto y el acceso a la leche sustituta. Además, para que el bebe esté menos expuesto a los fluidos de su madre, se recomienda que nazca por medio de un procedimiento quirúrgico llamado “cesárea”. Así mismo se sugiere a ésta no amamantar al bebe para evitar la transmisión a través de la leche materna.

No hay comentarios

Dejar una respuesta