El tema de la  prevención en las relaciones sexuales no solo se refiere a aquellas personas que no tienen VIH, también es importante para las parejas en las que las dos personas tienen VIH y para las parejas en las que una de las dos personas tiene el VIH (serodiscordantes).

La prevención no solo se concentra en el VIH, sino también en otras Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) que se detalla en otras ITS.

¿Qué decir de la abstinencia?


La abstinencia puede definirse como la renuncia voluntaria a actividades sexuales que involucren la penetración vagina, anal y el sexo oral.

Si una persona se decide por la abstinencia, es importante que ésta sea por una decisión basada en una convicción personal y no fundamentada en el miedo.

¡La opción de abstenerse no tiene fecha de vencimiento! Algunos adolescentes y adultos hablan de ser “vírgenes de nuevo” o de una virginidad “secundaria”. Es decir que eligen no tener sexo ahora, luego de haber tenido experiencias sexuales en el pasado. El derecho de abstenerse del sexo no está reservado a las personas que nunca han tenido relaciones sexuales. La abstinencia es una opción que cualquiera puede ejercer en cualquier momento, a pesar de que antes hubieran elegido tener sexo.

No tener sexo en absoluto previene en un 100% las infecciones de transmisión sexual y el embarazo.

Información sobre el cuerpo y las implicaciones de tener relaciones sexuales


Es importante que se esté preparado o preparada para iniciar o mantener relaciones sexuales. Más allá de que las relaciones sexuales puedan producir placer, son un tipo de comportamiento humano que requiere de preparación física, emocional y mental. Una de las mejoras herramientas de la que disponemos es la información, no solamente acerca de cómo prevenir infecciones o embarazos no deseados, sino también de cómo funciona nuestro cuerpo, nuestros genitales, cómo son, cómo sentimos, qué pasa con ellos al momento de querer o de tener relaciones sexuales, cómo debe ser la higiene de nuestros órganos genitales, entre otros temas.

Tomar nuestras propias decisiones sin la presión de otras personas


Tener relaciones sexuales implica un acto de responsabilidad con uno mismo. Deberían ser un acto voluntario y no el producto de la presión de otras personas. Lo ideal es tenerlas por decisión propia y no porque otras personas lo hacen, por estar a la moda o para formar parte de un grupo. Tampoco porque alguien desee estar contigo y esta sea la muestra de amor. Todo lo contrario, tener relaciones sexuales debe ser una decisión personal: es decir, la decisión la debes tomar tú, las condiciones las debes poner tú y la responsabilidad así como cualquier consecuencia producto de las relaciones sexuales deben ser tuyas.

Infórmate muy bien acerca de los temas relacionados con la sexualidad, aprende cómo protegerte de las presiones que otras personas puedan ejercer sobre ti, incluso tus amigos y amigas o familiares.

Aprende a decir NO cuando estés en desacuerdo y cuando no se den las condiciones que tú exijas —por ejemplo, el uso de preservativos. De igual manera, es importante respetar las decisiones de las demás personas, aunque no las compartas.

Ten a mano información sobre organizaciones y servicios a los que puedas recurrir en caso de que te sientas sometido o sometida a presiones que no puedas manejar, incluyendo trato violento por parte de tu pareja o relaciones sexuales no deseadas o producto de la fuerza.

Fidelidad mutua, monogamia


Una de las formas utilizadas para prevenir el VIH y otras ITS es teniendo relaciones sexuales con una sola persona, que también sea fiel a ti. Si en una pareja solo uno de los miembros practica la fidelidad, las dos personas estarían corriendo los mismos riesgos. Por ello es tan importante la comunicación entre tú y tu pareja, el manejo común de la información, el mutuo acuerdo de fidelidad y, además, que ambos respeten ese compromiso.

Si al establecer una nueva relación de pareja, las dos personas han tenido relaciones sexuales previas, no se debe pasar por alto hablar sobre el VIH y decidir si es necesario hacerse la prueba. La prueba no se hace con el ánimo de no continuar la relación en caso de que una de las dos personas obtenga un resultado “reactivo” (ver Prueba de VIH), pues seguir o no solo lo determinarán nuestros sentimientos. Sin embargo, en el caso de que el resultado fuera “reactivo” para uno o ambos miembros de la pareja, se tomarían las medidas de prevención apropiadas. En el caso de un resultado “no reactivo”, sería entonces importante asumir la responsabilidad de la mutua fidelidad o, en caso de tener alguna relación fuera de la pareja, de poner en práctica medidas de prevención.

Sexo Seguro


Ahora, nos referiremos a relaciones sexuales que no conllevan a ningún riesgo: Besar, acariciar, dar masajes, lamer el cuerpo de la otra persona (no incluye órganos genitales), masturbación  mutua (siempre y cuando no existen heridas o lesiones en las manos), uso de juguetes sexuales sin compartirlos, entre otras que tu fantasía pueda crear. Lo importante es que no haya intercambio de fluidos corporales como la sangre, semen, el líquido pre-seminal y el fluido vaginal.

EL USO DEL CONDÓN

El sexo oral y las relaciones penetrativas vaginales y anales son las actividades sexuales en las que, de no usar el condón, nos ponen en riesgo de contraer el VIH y otras ITS.

Sexo Oral


Lo que denominamos como sexo oral es el contacto de la boca con el pene, la vagina o el ano de la otra persona.  En el caso del VIH, quien corre riesgo es “quien pone la boca”, ya que en ella pueden entrar los fluidos que transmiten el VIH: semen, líquido pre-seminal, fluidos vaginales y, raramente, sangre.

Diversos estudios coinciden en que la práctica del sexo oral implica un riesgo bajo pero real, en especial para quienes tienen una higiene bucal deficiente —hemorragias en las encías, úlceras, gingivitis. El riesgo aumenta al recibir semen eyaculado en la boca o al tragar fluidos vaginales.

Consejos para un sexo oral más seguro

No practiques el sexo oral si tienes heridas en la boca — -llagas, aftas, caries expuestas, aparatos de ortodoncia, lesiones causadas por herpes bucal.

No uses hilo dental, no cepilles tus dientes ni realices ninguna actividad que pudiera producir cortes o abrasiones en tu boca, antes de tener sexo oral. En lugar de eso, usa un enjuague bucal o una pastilla de menta.

Penetración Vaginal


La mujer es biológicamente más vulnerable a la infección por VIH, ya que la zona expuesta en una relación penetrativa es mayor que la del hombre. En las relaciones sexuales penetrativas el pene entra en el conducto vaginal.

Por esto es tan importante el uso del preservativo o condón, el cual debe ser de látex y preferiblemente lubricado.

Si requerimos añadir lubricante adicional, debe ser “soluble en agua”. Nunca debemos usar vaselina u otros productos con base en aceite, ya que por la fricción generada en una relación sexual los condones de látex pueden romperse.

Además del condón masculino, existen también condones femeninos hechos de Poliuretano —también se han empezado a comercializar los condones masculinos de este material para quienes tienen alergia al látex). El condón femenino tiene la particularidad de que puede insertarse en la vagina hasta 8 horas antes de la relación penetrativa.

Si se utiliza el condón masculino, no se debe utilizar el femenino, y viceversa. Nunca se deben usar dos condones para “mayor protección”, pues el roce entre ambos los daña.

Penetración Anal


Es el tipo de relación penetrativa más riesgosa, ya que la mucosa anal es aún más delgada que la vaginal y, por lo tanto, más sensible a micro rupturas. Además, los vasos sanguíneos están muy cerca del ano, por lo que pueden ocurrir desgarramientos al intentar la penetración. Por esta razón y ya que el ano no se auto lubrica, debemos añadir una buena cantidad de lubricante cuando se tienen relaciones de sexo anal.

Así como para la penetración vaginal, recomendamos el uso del preservativo o condón para la penetración anal, y seguir las mismas indicaciones que dimos para la penetración vaginal, incluyendo el uso del condón femenino. Si bien este último no fue creado con este objetivo, se puede utilizar perfectamente en las penetraciones anales, tanto con mujeres como con otros hombres.

No hay comentarios

Dejar una respuesta