Pacientes desahuciados ante violación del derecho a la salud en Venezuela

Pacientes desahuciados ante violación del derecho a la salud en Venezuela

0
Compartir

La depresión que invade a los pacientes ante la crisis de salud en Venezuela, sin importar el padecimiento, representa un factor que impulsa el desarrollo y agravamiento de la enfermedad en las personas

El derecho a la salud no solo consiste en alcanzar una forma particular de buena salud, sino la garantía plena de disponibilidad, acceso, calidad y aceptabilidad de facilidades, bienes, servicios y condiciones para alcanzar el mayor nivel posible de salud. Sin embargo en Venezuela, el disfrute de este conjunto de derechos dista mucho de lo que está consagrado en papel. Para Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional, la decadencia en los últimos años en materia de salud es visible y catastrófica. “La escasez de suministros médicos es sólo un aspecto de la profunda crisis humanitaria que devora Venezuela desde hace tres años”, dijo.

“Las políticas obstinadas están afectando seriamente millones de vidas”.

Pacientes con linfoma resignados al ver su enfermedad avanzar

Alexis Pérez, presidente ejecutivo de la Asociación venezolana de Amigos con Linfoma, explica que el linfoma es una enfermedad maligna que afecta principalmente al sistema linfático perteneciente al sistema inmunológico ocasionando un desequilibrio en todo el organismo. “Cuando yo fui paciente con linfoma afortunadamente pude recibir a tiempo todos los medicamentos y tratamientos que mi caso ameritaba. En este momento es muy doloroso ver cómo en los últimos cuatro años los pacientes que padecen esta enfermedad no cuentan con el protocolo enfocado en la calidad y puntualidad del tratamiento” dijo.

Pérez comenta que para los médicos es muy lamentable dar un diagnóstico de linfoma, sea cual sea el caso; sin embargo, consideran más lamentable cuando los familiares y pacientes reciben, dentro de todo, la noticia de que el cáncer tiene un buen pronóstico y que puede curarse, pero la realidad de la situación salud en Venezuela los lleva a que prácticamente se resignen a ver a la enfermedad avanzar.

Por otro lado, resalta que los hospitales del país no cuentan con los reactivos necesarios para realizar los exámenes que amerita esta enfermedad para hacer un diagnóstico a tiempo, esto representa un aspecto muy importante debido a que por lo general tienen al año más de 2.000 nuevos diagnósticos sin contar las personas que ya reciben tratamiento, por lo que se está hablando de una población de más de 10.000 personas afectados por la crítica situación. “Aquellos que no reciben el tratamiento a tiempo, dependiendo del tipo del linfoma, las consecuencias pueden ser desde infertilidad, daño pulmonar y cardíaco, problemas de tiroides hasta la muerte”.

“Muchos médicos especialistas tratan de neutralizar la enfermedad con lo que se tenga a disposición, el riesgo es muy elevado, pero por lo general los especialistas no se quedan de brazos cruzados; muchas veces los pacientes gastan muchísimo dinero para viajar al exterior y traer el medicamento. No obstante, los medicamentos no son por si solos la cura o estabilidad de los pacientes, pues la buena alimentación –también afectada por la escasez en Venezuela- tiene un papel muy importante en la estabilidad de ellos”.

La Asociación venezolana de Amigos con Linfoma sigue trabajando y tratando de ofrecer a los pacientes un apoyo y servicio que realmente merecen; sin embargo, su presidente informa que cada vez cuentan con menos apoyo de las transnacionales y demás empresas que contribuían con la causa, formación de especialistas, foros o talleres, es por este motivo que su presidente extiende un llamado a todas las personas que quieran contribuir a la causa a utilizar la herramienta de las redes sociales para informarse, actuar o atender a las convocatorias.

Sin medicamentos, pacientes con hemofilia mueren del dolor

Arlette Ruiz, médico hematólogo y asesora de la Asociación Venezolana para la Hemofilia, explica que esta condición es un problema hemorrágico de estado crónico, congénito o hereditario que se puede diagnosticar al primer año de edad de la persona y se caracteriza por la tendencia a sangrar de manera desproporcionada. Tiene como consecuencia el frecuente sangramiento en las articulaciones que si no son controladas a tiempo va a producir una artropatía hemofílica que involucra un proceso muy doloroso.

“La identificación de estos pacientes y hacer un diagnóstico adecuado del tipo de hemofilia ayuda a controlar y manejar el caso; sin embargo, la ausencia de medicamentos y reactivos esenciales para que esto se cumpla representa el completo avance de la enfermedad en la persona, esto sin mencionar que la ausencia del tratamiento por medio de concentrados –elemento central- hace que los pacientes se vean en una situación desesperante. “Hace 3 años Venezuela era pionera en el tratamiento de hemofilia en Latinoamérica y ahora solo tenemos tratamiento para salvarle la vida a una o dos personas”.

Ruiz comenta que muchos pacientes han perdido los trabajos porque el hecho de que tengan una articulación llena de sangre produce un dolor terrible; “los niños pierden la escolaridad porque del dolor no pueden ir al colegio, jóvenes que pueden ser productivos no lo son, pues prácticamente viven como discapacitados por la falta de medicamentos”.

La misión principal de la Asociación Venezolana para la Hemofilia es Mejorar la calidad de vida de las personas con hemofilia, otras coagulopatías y la de sus familiares; pese a la situación ya descrita esta misión se ha visto un poco interrumpida; no obstante Ruiz indica que el apoyo de las OSC y de las personas interesadas a unirse a la causa es un impulso y apoyo para continuar el objetivo.

Mujeres con cáncer de mama se consideran abandonadas

Luisa Rodríguez, presidenta de la fundación de Lucha Contra el Cáncer de Mama, explica que el cáncer de mama es una condición de salud donde la mutación de una célula que el cuerpo inmunológico no logra eliminar se multiplica por medio de la inmunodepresión, lo que termina produciendo un tumor o un nódulo dependiendo del cáncer. “Este tipo de cáncer es el principal motivo de muerte de mujeres venezolanas; sin embargo, nos hemos encargado de hacer entender que las personas no mueren por cáncer de mama en Venezuela, estas personas están muriendo por la falta de medicamentos, tratamientos y diagnóstico oportuno”.

Rodríguez señala que no solo el desabastecimiento es centro de causa de muertes por motivos de salud, pues considera necesario que el Estado promueva programas de diagnósticos a tiempo, campañas y un estilo de vida saludable para que las personas le tomen al caso la importancia que realmente amerita. “El poco acceso a la salud, en este sentido, trae como consecuencia que la enfermedad se agrave cada vez más; muchas veces detectamos a tiempo el cáncer, pero al no encontrar los medicamentos cada día se duplican las células; hemos tenido casos donde tenemos a pacientes que esperan hasta dos años para ser operadas, pero en ese tiempo la enfermedad avanza y ya no hay nada que hacer”.

Ante dicha situación, las pacientes de cáncer que no tienen la posibilidad económica de buscar los medicamentos en el exterior su refugian en alternativas donde la promesa se centra en que van a mejorar aunque no sean medicamentos certificados y quienes pueden acudir a nivel internacional para encontrar los medicamentos, suelen tener para cubrir solo unos meses, luego se encuentran en la misma situación.

Es importante señalar que la organización FUNCAMAMA está recibiendo una decena a la semana de diagnósticos nuevos, lo que representa un aumento del más del 600% con respecto al 2015; una de las razones a las que se les atribuye el incremento del cáncer de mama es a la depresión.

Factor común de los pacientes en Venezuela, la depresión

Los especialistas anteriormente mencionados comentan que la depresión que invade a los pacientes ante la crisis de salud, sin importar el padecimiento, representa un factor que impulsa el desarrollo y agravamiento de la enfermedad en las personas, pues al no encontrar lo básico para mantenerse de pie ante la adversidad, visualizan la muerte como una realidad a la que no pueden sobrellevar ni vencer.

En este sentido, la Organización Mundial de la Salud informa que la depresión provoca angustia mental y afecta a la capacidad de las personas para llevar a cabo incluso las tareas cotidianas más simples, lo que tiene en ocasiones efectos nefastos sobre las relaciones con la familia y los amigos y sobre la capacidad de ganarse la vida. En el peor de los casos, la depresión puede provocar el suicidio, que actualmente es la segunda causa de muerte entre las personas de 15 a 29 años de edad. “Las personas con depresión suelen presentar varios de los siguientes síntomas: pérdida de energía; cambios en el apetito; necesidad de dormir más o menos de lo normal; ansiedad; disminución de la concentración; indecisión; inquietud; sentimiento de inutilidad, culpabilidad o desesperanza; y pensamientos de autolesión”.

OSC ante la salud

Los miembros de CODEVIDA mencionan que ante la situación descrita es importante que las OSC tomen como reto:

  • Mantener la unión entre las OSC para informar y reportar, denunciar al Estado irregularidades y exigir constantemente la calidad de salud que merecen todos los pacientes sin importar el padecimiento; convertirse en la voz de los más afectados.
  • Hacer valer los derechos, en este caso el derecho a la salud es fundamental para el pleno disfrute del derecho a la vida.
  • Trabajar, apoyarse y constantemente comunicarse con los equipos médicos, pues es importante tener estadísticas del aumento o no de los casos.
  • Hacer visible la información y llegarles a las personas para que entiendan que las enfermedades a detención temprana es una ventaja.

Día Mundial de la Salud

Hoy, Día Mundial de la Salud, es una oportunidad para movilizar la acción en torno al compromiso que deben asumir los Estados para proteger y hacer valer este derecho; Erika Guevara Rosas, en cuanto al caso de Venezuela, ha resaltado que la ayuda internacional representa una alternativa que podría contribuir con el desabastecimiento que padece el sector salud en el país. En este sentido, recordemos que la calidad de vida es un concepto integrador de los derechos humanos, es por esto que es importante que los países atiendan cada caso, aseguren y garanticen la salud a través de un servicio completo y estable.

Fuente: Yaridbell Licón / Amnistía Internacional 

No hay comentarios