“Me voy a morir por culpa del Estado”: mujer con VIH contó...

“Me voy a morir por culpa del Estado”: mujer con VIH contó calamidades por falta de medicinas

0
Compartir

Octubre 2017 – Raiza Fanataro vive desde hace 14 años con el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), pero su condición la ha convertido en una fuerte luchadora social: es presidenta de la oenegé Conciencia por la Vida y del Movimiento Latinoamericano y del Caribe de Mujeres Positivas. Hoy suma voz a las denuncias contra el Gobierno venezolano por la escasez de medicamentos para el tratamiento de estos pacientes.

En una entrevista para Caraota Digital, contó que ha tenido que cruzar la frontera hasta Colombia a buscar oportunidades para tratarse el VIH, además de otras patologías como diabetes, hipertensión y osteoporosis que también padece. Alertó que un medicamento puede costar un millón de bolívares. “¿Dónde consigue una persona ese dinero para comprar un medicamento que dura menos de un mes?”.

Detalló la dramática situación que vive al cruzar la frontera, por el incremento del dólar y la inflación galopante que enfrenta Venezuela. Los bolívares “deben ir repartidos por todo el cuerpo, en algunos bolsos y uno tiene que ir dispuesto a todo”.

En cada viaje trata de buscar no solo sus medicamentos, sino también los de otros miembros de la organización, porque teme que más personas mueran por la escasez de los antirretrovirales, indispensables para tratar la enfermedad.

Pero no basta cumplir el tratamiento de antirretrovirales para enfrentar el VIH. También hace falta una alimentación cargada de nutrientes, vitaminas y proteínas, derecho que también ha sido vulnerado, según Farnataro, “Un paciente para sobrevivir necesita frutas y proteínas, entre otros, y para mantener una alimentación estable necesita al menos dos millones de bolívares solo para comprar alimentos. Eso sin contar con el pago de servicios y otros gastos del hogar, solo alimentos. Si el virus empeora debe costear sus medicamentos y exámenes, y allí la cifra podría aumentar a 8 millones de bolívares”.

Historia

Farnataro recordó que sintió mucha rabia cuando se enteró de que padecía de VIH. Siempre había sido delicada de salud y contrajo el virus a través de una transfusión de sangre. No conocía de la enfermedad y no esperaba pasar por ella. Al no conocerla contagió a su esposo y, pese a las dificultades, hoy continúan juntos, apoyándose mutuamente. “Es el hombre que Dios me dio. Lo amo. Hoy hemos olvidado todo, lo aceptamos y considero que tenemos una vida normal y feliz”.

Llamado al Gobierno

Como activista social, Farnataro pidió al Gobierno del presidente Nicolás Maduro solventar la situación. “Creo que Venezuela es un país rico”, por ello, a su juicio, deben existir los mecanismos para garantizar la salud y respetar los derechos de centenares de venezolanos que no solo padecen de VIH, sino también de otras patologías.

Fuente: Caraota Digital / Emily De Nóbrega 

No hay comentarios