Más de 300 mil pacientes con VIH se enfrentan al “no hay”...

Más de 300 mil pacientes con VIH se enfrentan al “no hay” antirretrovirales

0
Compartir

En Venezuela, el diagnóstico de VIH invariablemente viene acompañado del temido “no hay”. No hay reactivos, no hay antirretrovirales, no hay leche materna, no hay medicamentos. A eso han tenido que enfrentarse los pacientes desde 2009, cuando empezó la escasez, hasta la actualidad. Desde entonces, siempre falta algo. Algunas veces más, como en 2013, cuando todos los meses faltaban al menos cinco tipos de antirretrovirales. A veces menos, como actualmente, que falta Zidovudina en jarabe, usado para los niños con el virus. También faltan los reactivos.

Como la escasez de medicinas es generalizada, el panorama empeora cuando una infección oportunista se presenta (aquellas que se inician cuando el sistema inmune está debilitado debido al VIH). En los últimos dos meses, Jonathan Rodríguez, de la organización Stop VIH, se ha enterado de dos fallecimientos de pacientes de VIH por enfermedades oportunistas, uno en Aragua y otro en Nueva Esparta.

“En el país se producen cinco muertes diarias por complicaciones asociadas al VIH”, detalló Rodríguez. “Y todas se pueden evitar, con campañas de prevención y con los medicamentos necesarios”. Según el Ministerio de Salud, al año se producen 2.100 muertes por sida.

Aunque las cifras son opacas, según las cifras que maneja la organización Stop VIH (extraídas de diversos informes del Ministerio de Salud), se puede deducir que en el país hay más de 300.000 personas con VIH, y 65.000 reciben tratamiento antirretroviral de alguno de los 23 fármacos que se importan con este fin.

Las cifras de mortalidad de los últimos cinco años son un misterio, pero tienden a aumentar: en 1999 se registraron 1.242 muertes por Sida, y en 2012, 2.161.

Cifras-del-VIH-en-Venezuela

Pero una de las cifras más alarmantes es la de los huérfanos que deja la enfermedad: según datos de Onusida, la parte de la Organización de Naciones Unidas dedicada a la enfermedad, para 2015 en el país había 19.000 niños entre 0 y 17 años huérfanos por sida.

“Ya tenemos una epidemia generalizada. Más de 300.000 personas representa al 1% de la población del país”, explicó Rodríguez, quien además criticó el modo en el que el Gobierno maneja este tema, dejando de lado la sensibilización. “No son cifras. Hablamos de la vida de seres humanos”.

Parte de esta responsabilidad recae en el Programa Nacional de Sida, parte del Ministerio de Salud, cuyo trabajo en los últimos años deja mucho que desear, según Rodríguez. “No tiene recursos. Funciona como una bodega, enviando medicamentos a los estados y ya”.

El Programa también tiene una parte de prevención, pero que tampoco está funcionando muy bien. Y no solo desde la parte comunicacional: no es común ver que repartan condones, básicos para evitar nuevos contagios. “El 80% de las nuevas infecciones ocurren por no usar el condón”.

Una oportunidad de que cambie esta situación sería el nombramiento de Antonieta Caporale como nueva ministra de Salud, pero Rodríguez no es precisamente optimista al respecto. “La esperanza es lo último que se pierde, pero van 18 años de este Gobierno y 15 ministros, y cada día la situación de salud es más deplorable. Eso dice más o menos cómo va a ser esta gestión”.

A todo esto hay que sumarle la escasez de alimentos que afecta al país, que complica aún más el cuadro. Para poder tolerar un tratamiento tan agresivo como el antirretroviral se necesita una óptima alimentación, porque de lo contrario aparecen complicaciones: insuficiencia renal y daños hepáticos.

Frente a esto, Rodríguez se pregunta por las políticas del ente rector que ayuden a mejorar. “¿Será que a nuestros gobernantes no les importa la vida de la gente?”.

Fuente: Mariel Lozada en Efecto Cocuyo

No hay comentarios