Los nacimientos de bebés muertos son más habituales en mujeres con el...

Los nacimientos de bebés muertos son más habituales en mujeres con el VIH

0
Compartir

Las mujeres que viven con el VIH son significativamente más propensas a sufrir un parto prematuro, a dar a luz a bebés con bajo peso al nacer y a dar a luz a un bebé muerto. Gran parte de los datos referentes a la posibilidad de  resultados clínicos adversos relacionados con el parto proceden del África subsahariana. Sin embargo, no hay demasiada información sobre esto en entornos con más recursos.

La tasa de mortinatos entre las mujeres que viven con el VIH en Reino Unido e Irlanda entre 2007 y 2015 superó en más del doble a la de la población general, según declaró la pasada semana en la conferencia Graziella Favarato en representación del Estudio Nacional del VIH en el Embarazo y la Niñez (NSHPC, en sus siglas en inglés).

A pesar del aumento del acceso mundial a los antirretrovirales, sigue incrementándose la población de adolescentes que adquirieron el VIH por vía perinatal (adquirido a partir de la madre durante el embarazo, parto o la lactancia). El 80% de los adolescentes con el VIH viven en el África subsahariana.

Los estudios presentados en la IAS 2017 evidenciaron que los adolescentes que se infectaron por el VIH perinatalmente y vivían en los países de ingresos medios y altos del África subsahariana (Botsuana, Sudáfrica) fueron más propensos a no fallecer, a crecer más rápido y a tener una mejor recuperación inmunitaria con el tratamiento en comparación con las naciones de rentas más bajas de África (por ejemplo, Etiopía, Malaui, Mozambique, Ruanda, Tanzania, Uganda, Zimbabue).

El estudio analizó los resultados clínicos de 30.296 adolescentes que vivían con el VIH en el África subsahariana que empezaron a recibir atención médica de los 10 años de edad. En los países de ingresos bajos, el 85% recibió tratamiento antirretroviral en algún momento, frente al 87% en el caso de los países de ingresos medios bajos y el 95% en los países de ingresos medios altos.

A tener en cuenta a los adolescentes que habían recibido tratamiento antirretroviral alguna vez, los que vivían en países de ingresos bajos y medios bajos presentaron un riesgo de fallecer entre 2,5 y 3 veces superior al de los adolescentes que vivían en países de ingresos medios altos.

Los resultados sugieren que existen factores más allá del programa de antirretrovirales que siguen desempeñando un papel importante en la salud y el bienestar de los adolescentes con el VIH infectados perinatalmente, declaró la doctora Amy Slogrove, en su intervención en representación de la Iniciativa Colaborativa para el Educación e Investigación sobre el VIH Pediátrico (CIPHER, en sus siglas en inglés) del Equipo del Proyecto Global de Cohorte de Colaboración sobre Adolescentes.

La nutrición, la calidad de la atención sanitaria y el efecto de otras enfermedades infecciosas son factores que se ven afectados por el nivel de ingresos de un país y cada uno de ellos tendrá su influencia sobre la supervivencia, el crecimiento y el estado inmunitario de los adolescentes.

Fuente: gtt-vih.org

No hay comentarios