Los CDC reconocen por primera vez que las personas en tratamiento antirretroviral...

Los CDC reconocen por primera vez que las personas en tratamiento antirretroviral efectivo no transmiten el VIH

0
Compartir

La agencia estadounidense basa su aseveración en el descenso registrado de nuevos diagnósticos de VIH en hombres gais y otros HSH en EE UU y en los resultados de tres grandes ensayos clínicos

Octubre 2017. – El número de nuevos diagnósticos de VIH en EE UU entre hombres gais, bisexuales y otros hombres que practican sexo con hombres (HSH) de etnia blanca ha disminuido entre los años 2010 y 2014, mientras que las tasas se mantuvieron estables entre los hombres homosexuales afroamericanos en el mismo periodo de tiempo. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE UU [CDC, en sus siglas en inglés] atribuyen, por primera vez, esta tendencia a la efectividad del tratamiento antirretroviral en la prevención de la transmisión del VIH en un carta hecha pública el pasado 27 de septiembre con motivo del Día Nacional de Concienciación sobre el VIH/sida en hombres gais.

Los resultados del estudio PARTNER (véase La Noticia del Día 15/07/2016), en que ya se observó el gran valor preventivo del tratamiento antirretroviral en la transmisión del VIH, abrieron un camino de esperanza para las personas con el VIH y sus parejas sexuales. Sin embargo, no es hasta ahora que los CDC afirman rotundamente la imposibilidad de transmitir el virus cuando la carga viral es indetectable (definida como un nivel por debajo de las 200 copias/ml). Este cambio de matiz en la redacción se debe tanto a los resultados de estudios como por ejemplo el reciente Opposites Attract (véase La Noticia del Día 25/07/2017) como a la Campaña por el Acceso a la Prevención que tiene como eslogan “I=I”  (“indetectable es igual a intransmisible’ [véase Segundo Boletín Especial IAS 2017].

De acuerdo con los CDC, los avances científicos que se han producido en el ámbito del VIH en las últimas décadas han permitido que el tratamiento antirretroviral sea una herramienta fundamental para controlar la infección y preservar la salud de las personas con el VIH. Además, en personas cuya carga viral está indetectable, el tratamiento antirretroviral previene la transmisión sexual del VIH. Los resultados de tres estudios diferentes –en los que participaron miles de parejas serodiscordantes y se contabilizaron muchos miles de actos sexuales sin el uso de preservativo o profilaxis preexposición (PrEP)– no han registrado ningún caso de transmisión del VIH en una pareja seronegativa cuando el miembro seropositivo de la pareja tenía la carga viral indetectable. Según los CDC, esto significa que las personas que toman tratamiento antirretroviral tal como ha sido prescrito y mantienen su carga viral indetectable no constituyen un riesgo de transmisión del VIH para sus pareja no infectadas.

Sin embargo, de acuerdo con datos recientes de los propios CDC comunicados en Morbidity and Mortality Weekly Report (MMWR), muchos hombres gais, bisexuales y otros HSH con el VIH en EE UU no están recibiendo la atención y el tratamiento apropiados para su salud. Se estima que, en 2014, un 57% de los hombres gais, bisexuales y otros HSH diagnosticados de VIH en EE UU permanecían en seguimiento clínico y que solo un 61% tenían la carga viral indetectable. Aunque estas tasas suponen un incremento respecto a las registradas en años anteriores, siguen estando lejos de los objetivos fijados a nivel nacional en EE UU según los cuales un 85% de los pacientes con el VIH deberían haberse derivado a la atención especializada en el plazo de un mes después del diagnóstico; un 90% debería permanecer en seguimiento clínico; y un 80% debería tener la carga viral indetectable.

Según los CDC, se deberían incrementar los esfuerzos para estrechar la brecha que separa los resultados reales de los objetivos esperados. En este sentido, los expertos consideran crucial abordar las barreras que dificultan a algunos hombres gais, bisexuales y otros HSH en EE UU –entre los que se incluyen los afromericanos y los latinos– acceder a la atención y el tratamiento el VIH. Entre dichas barreras se incluyen los factores socioeconómicos –como por ejemplo tener un menor nivel educativo y/o tener menos ingresos económicos– y los factores culturales –como el estigma y la discriminación– que podrían afectar al acceso a los servicios de prevención y tratamiento del VIH.

Entre las acciones propuestas por los CDC para reducir las nuevas infecciones por el VIH en hombres gais, bisexuales y otros HSH, para aumentar las tasas de cribado, y para mejorar los resultados de salud y reducir las desigualdades asociadas al VIH, se incluyen: aumentar la financiación de los programas de prevención del VIH llevados a cabo por los departamentos de salud y la organizaciones de base comunitarias; promover las estrategias de prevención biomédica del VIH como la profilaxis preexposición y la profilaxis postexposición; y difundir mensajes preventivos frente al VIH y sobre los beneficios del tratamiento antirretroviral a través de campañas específicamente dirigidas a los hombres gais, bisexuales y otros HSH, entre otras.

Además, los CDC alientan a los responsables públicos y privados implicados en la respuesta del VIH a que implementen intervenciones dirigidas a mejorar la retención de los pacientes en la atención clínica y las tasas de indetectabilidad viral.

Fuente:  (gTt-VIH)

 

No hay comentarios