Expertos abogan por ir más allá de la indetectabilidad viral

Expertos abogan por ir más allá de la indetectabilidad viral

0
Compartir

La iniciativa HIV Outcome considera que el problema de la longevidad de las personas con el VIH se ha superado y ahora deben realizarse esfuerzos para que las personas con el VIH puedan mantener una buena salud y llevar una vida satisfactoria

El avance en los tratamientos antirretrovirales está permitiendo que las personas con el VIH puedan disfrutar de una vida más larga y saludable (véase La Noticia del Día 24/02/2016). Sin embargo, vivir más tiempo no es sinónimo de tener una buena calidad de vida. Muchos estudios han mostrado que los pacientes con el VIH, incluso los que han conseguido la supresión viral gracias al tratamiento antirretroviral, siguen presentando un mayor riesgo de sufrir enfermedades graves que la población general. Por este motivo, el pasado miércoles 29 de noviembre en el Parlamento Europeo, un equipo de expertos de HIV Outcome hizo pública una serie de recomendaciones en las que se abordaban los diferentes problemas de salud a los que se enfrentan las personas con el VIH.

A medida que la población envejece, lo normal es que vayan aumentando sus necesidades de atención sanitaria. En el caso de las personas con el VIH, esto supone ser atendidas en diferentes servicios de salud, que deberían mantener una buena coordinación entre ellos y adoptar un enfoque personalizado y centrado en el paciente, según las recomendaciones de HIV Outcome.

Los expertos valoran positivamente que los nuevos tratamientos permitan una mayor esperanza de vida a las personas con el VIH, pero también destacan que existe un gran margen de mejora, ya que se están ignorando diversos y complicados problemas de salud. Por esta razón, la iniciativa HIV Outcomes ha planteado una lista de sugerencias que podrían mejorar la vida de las personas  con el VIH en Europa.

Dicha iniciativa también destaca que los tratamientos antirretrovirales de última generación han transformado la vida de los pacientes y que, en el caso de los que son diagnosticados y tratados de forma temprana se puede considerar que el VIH es una enfermedad de evolución crónica más que una condición  mortal (véaseLa Noticia del Día 23/06/2017). Sin embargo, esto no garantiza una buena salud o una calidad de vida, por lo que es necesario aumentar los esfuerzos por implementar nuevas estrategias efectivas en la atención y tratamiento de por vida de las personas con el VIH.

Para abordar estas necesidades, la iniciativa diseñó un proceso en el que, a lo largo de un año, distintas partes implicadas han hecho su aportación para el desarrollo de cinco recomendaciones políticas detalladas. En ellas se hace un llamamiento por que la atención a largo plazo del VIH cuente con un enfoque integrado y centrado en el paciente. Esta estrategia debería incluir servicios para la prevención, tratamiento y manejo de otras comorbilidades; servicios para la atención de la salud mental; planes de atención personalizados; así como asesoramiento y apoyo en temas de salud sexual y reproductiva.

Otras recomendaciones aconsejan realizar un seguimiento de cómo están respondiendo los sistemas sanitarios actualmente a los retos de salud a largo plazo a los que se enfrentan las personas que con el VIH. También se aconseja realizar un seguimiento de los esfuerzos por afrontar el estigma y la discriminación en los sistemas sanitarios.

Las recomendaciones elaboradas por la iniciativa se agrupan en cinco grandes líneas:

1. Adoptar un enfoque integrado en la atención a largo plazo, dando relevancia a los resultados clínicos y centrado en el paciente.

2. Ampliar los esfuerzos nacionales de monitorización de la atención a largo plazo y los resultados clínicos.

3. Financiar estudios que ofrezcan información sobre la salud a largo plazo de las personas con el VIH.

4. Combatir el estigma y la discriminación en los sistemas sanitarios.

5. Ampliar la participación de la comunidad del VIH en el establecimiento de las prioridades a nivel de país.

Los impulsores de la iniciativa consideran que siguiente paso será realizar una “prueba de ruta” de las recomendaciones a nivel nacional en Italia y Suecia, a lo largo del año 2018. Ambos países ya han demostrado su compromiso con las personas con el VIH. Así, cabe destacar que Italia ha publicado un ‘Libro Blanco’ sobre el modelo de atención crónica del VIH, mientras que Suecia es el primer país que ha alcanzado los objetivos ’90 -90-90′ de ONUSIDA (véase La Noticia del Día 14/09/2016).

Finalmente se informará de las lecciones extraídas a nivel nacional en un futuro evento que se realizará en el Parlamento Europeo en 2018. Se espera que ayude a perfilar los esfuerzos por mejorar los resultados de salud a largo plazo así como la calidad de vida de las personas con el  VIH. Los responsables de la iniciativa consideran que ya es momento de aumentar nuestras aspiraciones sobre la salud y el bienestar de las personas con el VIH, más allá del mero control de la carga viral.

Fuente: gTt-VIH

No hay comentarios