Exhortan al Ministerio de Salud a adquirir pruebas rápidas para diagnóstico de...

Exhortan al Ministerio de Salud a adquirir pruebas rápidas para diagnóstico de VIH

0
Compartir

“Las pruebas rápidas para detección de anticuerpos al Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) son una excelente estrategia para el diagnóstico temprano de esta condición” afirmó Johan León, director general de la ONG Azul Positivo, con sede en Maracaibo.

Aunque son utilizadas en mayoría de los países latinoamericanos, en Venezuela son una deuda que tiene el Ministerio para la Salud con la población.

La detección temprana, según explica el activista, “permitiría iniciar a tiempo el tratamiento antirretroviral y evitaría que quienes vivan con el VIH lleguen a la fase sintomática, conocida como Sida. Según estadísticas de 2015 en el estado Zulia, el 90% de los nuevos diagnósticos llegaron en la fase avanzada de la enfermedad y esto, a juicio del representante de Azul Positivo, dificulta la estabilización del paciente y el éxito de la terapia”.

León explicó que en el pasado este tipo de pruebas “no eran muy confiables, pero las nuevas generaciones tienen un margen de asertividad casi del cien por ciento”, por lo que serían una necesaria inversión del Estado venezolano “si en realidad quiere asumir el compromiso político de revertir el curso de la epidemia del VIH en nuestro país”.

Estas pruebas requieren sólo una gota de sangre y ofrecen un resultado en un promedio de 15 a 20 minutos y, en caso de salir reactivas sí se debería confirmar con una prueba de cuarta generación procesada en laboratorio.

El activista se refirió a que tanto en agosto como en octubre de 2014 el Ministerio de Salud, en las voces de las entonces viceministras de Redes de Salud Colectiva, Pascualina Curcio y Claudia Morón, anunciaron que se estarían “afinando detalles para la implementación de pruebas rápidas para el diagnóstico de VIH, las cuales deberían estar disponibles para principios de 2015, y todavía en 2017 no hay ninguna novedad al respecto”, acotó León, quien además denunció que en este momento no se encuentran disponibles pruebas de cuarta generación en el sistema público de salud y en ningún estado de Venezuela.

“Uno de los segmentos poblacionales más afectado por esta carencia son las embarazadas, quienes deben practicarse esta prueba durante la gestación y muchas veces no la consiguen o deben pagarla en laboratorios privados”, según explica León, muchas mujeres no tienen la posibilidad económica de practicarse esta prueba, por lo que llegan al parto sin conocer su diagnóstico y esto puede llevar a un aumento significativo en la transmisión materno infantil del VIH.

Por su parte, Yordy Bermúdez, director de Finanzas de Azul Positivo, señaló que durante 2016 esta organización social realizó 144 pruebas rápidas con el apoyo de la agencia de Naciones Unidas ACNUR y de la Cruz Roja Seccional Zulia: “las practicamos durante tres jornadas comunitarias, ofreciendo consejería pre prueba, luego la prueba rápida y como cierre consejería post prueba con entrega de condones y material informativo”, resultando esta dinámica “excelente y digna de reproducir en todo el país”, afirma Bermúdez.

Johan León envió un mensaje contundente a las autoridades del Ministerio de Salud: “exigimos a la ministra Antonieta Caporale que se empiecen a implementar las pruebas rápidas para diagnóstico de VIH lo antes posible en todo el territorio nacional, pues la epidemia se está saliendo de las manos y no observamos voluntad política para hacer frente a esta realidad”.

Fuente: Panorama 

No hay comentarios