El “efecto Sheen” llega al VIH

El “efecto Sheen” llega al VIH

0
Compartir

Su diagnóstico supuso un récord de búsquedas en Google

El anuncio del actor Charlie Sheen el pasado 17 de noviembre en la televisión estadounidense, revelando que es portador del virus del VIH supuso un aluvión de búsquedas en internet relacionadas con el diagnóstico y su prevención (incluída la palabra ‘condón’). Un estudio en la revista JAMA ha analizado el efecto Sheen y concluye que la confesión del polémico showman podría ser útil como campaña de prevención en la población general.

El mismo día que el actor revelaba en un programa de la NBC que es portador del virus del sida, las búsquedas sobre el VIH en internet superaron un 417% las esperables en cualquier día ordinario, con 2,75 millones de búsquedas por encima de lo esperado. Además, búsquedas relativas, como las relacionadas con el uso del preservativo, superaron un 75% lo que Google y otras herramientas de búsqueda considerarían normal.

Un estudio de la Universidad estatal de San Diego en California (EEUU) que acaba de publicar la revista JAMA Internal Medicine, utilizó herramientas como Google Trends o Bloomberg Terminal para tratar de contabilizar el efecto de un ‘diagnóstico célebre’ de este tipo.

Los investigadores, dirigidos por John Ayers, explican que las noticias sobre el VIH habían descendido desde 67 por cada 1.000 en el año 2004 a 12 por cada 1.000 en 2015. El día que el polémico actor reveló que era portador del VIH, sólo en Google News se generaron 6.500 historias relacionadas con el virus.

La confesión pública del protagonista de la serie Dos hombres y medio se relaciona directamente con el mayor número de búsquedas relacionadas con el VIH en Google registrada nunca en EEUU, según la carta de los investigadores.

Junto a los 2,75 millones de búsquedas por encima de lo esperado, los autores destacan otro millón largo de búsquedas relacionadas con términos relacionados como ‘preservativo’, ‘síntomas del VIH’ o ‘test del VIH’.

Los investigadores reconocen que no es la primera vez que un personaje público revela que es seropositivo; ya lo hicieron en el pasado celebridades como el actor Rock Hudson o el jugador de baloncesto Magic Johnson. Pero ahora hay algo diferente, recuerdan los investigadores. “La era 2.0 podría haber aumentado el impacto de Sheen”, señala Eric Leas, otro de los autores. “Ahora todos llevamos un smartphone en el bolsillo con el que podemos buscar cosas sobre el virus en unos segundos son sólo un click”, añadía.

Y al mismo tiempo, explica este estudiante de comunicación en salud de la Universidad de San Diego, las redes sociales (inexistentes cuando Hudson o Johnson hicieron público que eran seropositivos) hicieron el resto, al expandir el eco de su revelación en un programa de televisión.

En otro terreno diferente, como es el caso del cáncer, el anuncio de la actriz Angelina Jolie de que se había extirpado ambos pechos de manera preventiva porque era portadora de una mutación en el gen BRCA, amplificó el eco de las campañas de prevención en estas mujeres con un perfil de riesgo como el suyo.

En el caso de Sheen, los especialistas reconocen que aunque nadie está obligado a revelar si es o no seropositivo, el gesto del actor podría haber servido como una potente campaña de prevención.

Incluso admitiendo que los comportamientos del actor son muy controvertidos, y es difícil que alguna institución decida unir su nombre al del actor para promocionar la prevención, los investigadores consideran que aún sería posible amplificar el eco del ‘efecto Sheen’ para que su revelación se relacione con mayores beneficios de salud pública.

Fuente: EL MUNDO | Madrid  

No hay comentarios