CROI 2016: Primeros resultados prometedores de fármaco que combina varios mecanismos de...

CROI 2016: Primeros resultados prometedores de fármaco que combina varios mecanismos de acción

0
Compartir

Los resultados en animales invitan a pensar que, administrado mediante una inyección, se podría tomar de forma semanal

Un fármaco de acción prolongada que actúa frente al VIH a través de un triple mecanismo ha demostrado tener una potente actividad antiviral in vitro y fue eficaz frente a cepas del VIH que habían desarrollado resistencia a medicamentos que empleaban alguno de esos mecanismos de acción. Además, su administración a un grupo de ratones humanizados consiguió reducir sus niveles de carga viral, según un estudio presentado en la Conferencia sobre Retrovirus e Infecciones Oportunistas (CROI 2016), celebrada recientemente en la ciudad de Boston (EE UU).

A pesar de que, en general, el tratamiento antirretroviral en la actualidad tiene un buen nivel de eficacia y tolerabilidad, sobre todo en comparación con el disponible hace unas décadas, se siguen buscando otras alternativas terapéuticas que ayuden a mejorar los niveles de adhesión al tratamiento. En este sentido, el fármaco BMS-986197, de superar con éxito todo el proceso de ensayos clínicos, podría ser una buena opción que no habría que tomar de forma diaria.

Este medicamento consiste en un agente biológico inyectable que, idealmente, podría ser administrado por la propia persona mediante una inyección cutánea de acción prolongada. Esta sustancia actúa a través de varios mecanismos de acción que se refuerzan mutuamente.

BMS-986197 está compuesto de adnectinas, unas proteínas que tienen una zona modificable que recuerda a las de determinadas regiones de los anticuerpos. Esta molécula cuenta con adnectinas que se unen al receptor CD4 de la superficie celular y a la proteína gp41 del virus, además de contar con un péptido inhibidor de la fusión. La adnectina que actúa sobre el CD4 no impide que la proteína de la cubierta gp120 del VIH se una a dicho receptor celular, pero sí evita que se produzcan los cambios estructurales necesarios para que el virus se una a los correceptores celulares (CCR5 o CXCR4). La segunda adnectina actúa sobre la secuencia N17 de la proteína de la cubierta del VIH, gp41. Por su parte, el inhibidor de la fusión actúa de forma similar al fármaco enfuvirtida (Fuzeon®).

De este modo los investigadores han conseguido desarrollar lo que denominan un inhibidor “combinectina” que es capaz de interferir hasta en 3 mecanismos de entrada del virus. Por último, esta combinectina fue unida a una albúmina de suero humano para mejorar la farmacocinética.

El tener estos tres inhibidores en una única molécula permite que se den unos efectos sinérgicos que consiguen que su eficacia sea mayor que cada uno de ellos por separados. La combinación de las dos adnectinas aumentó su potencia más de 100 veces y el inhibidor de la fusión parece aumentar la barrera de resistencia. El incluir la albúmina de suero humano reduce su potencia, pero a cambio permite que la combinectina permanezca más tiempo en el cuerpo.

En pruebas hechas in vitro, la molécula BMS-986197 demostró tener actividad antiviral frente a un amplio abanico de aislados virales de diferentes subtipos procedentes de personas con VIH. Se observó que mantuvo su actividad frente a virus que presentaban resistencia a cualquiera de los tres mecanismos de inhibición de la entrada de la molécula. También se observó que no se produjo una pérdida de potencia en el suero sanguíneo humano.

Las pruebas de este producto en ratones con un sistema inmunitario humanizado reflejaron que se produjo un descenso de la carga viral proporcional a la dosis, y con la dosis más elevada probada, la mayor parte de los animales alcanzaron un nivel indetectable. Además, los receptores celulares permanecieron ocupados por el fármaco y los estudios farmacocinéticos reflejaron que BMS-986197 mantuvo actividad 36 días.

Las pruebas en monos revelaron que el fármaco, administrado mediante una inyección subcutánea, tuvo una vida media de 30 horas. El equipo de investigadores estima que eso puede traducirse en una vida media de 40 horas en los humanos, lo que permitiría una administración semanal del producto.

BMS-986197 está siendo desarrollado por el laboratorio farmacéutico ViiV Healthcare tras adquirir la cartera de fármacos del VIH en investigación de Bristol-Myers Squibb.

Fuente: Miguel Vázquez / HIVandHepatitis/Elaboración propia en La Noticia del día  

Referencia: Krystal M, Wensel D, Sun Y, et al. HIV-1 Combinectin BMS-986197: A Long-Acting Inhibitor With Multiple Modes of Action. Conference on Retroviruses and Opportunistic Infections. Boston, February 22-25, 2016. Abstract 97.

No hay comentarios