CROI 2015: Buenos resultados de un fármaco inhibidor del acoplamiento del VIH

CROI 2015: Buenos resultados de un fármaco inhibidor del acoplamiento del VIH

0
Compartir

El medicamento a estudio impide la unión del virus con las células CD4

Jesús Damieta – 04/03/2015

A pesar de la existencia de distintos tratamientos antirretrovirales con diferentes mecanismos de actuación, siguen existiendo casos en los que no es posible encontrar una alternativa terapéutica válida, ya sea por el surgimiento de mutaciones de resistencia, por la aparición de efectos adversos o por la existencia de incompatibilidades con otros medicamentos. Esto motiva el interés por el desarrollo de nuevos fármacos que aprovechen diferentes vías para combatir o prevenir la infección por VIH.

El fármaco en investigación BMS-663068 utiliza un nuevo mecanismo para combatir el virus, consistente en impedir la primera fase de la infección, en la que el VIH se acopla al receptor CD4, por medio de la unión con la proteína gp120 del virus, impidiendo la infección de la célula huésped. De esta manera, se podría conseguir un tratamiento efectivo incluso en aquellos casos en que se hubiesen desarrollados mutaciones de resistencia a otros antirretrovirales.

Se han presentado los resultados de un estudio que mide la eficacia y la seguridad de este fármaco en la XXII edición de la Conferencia sobre Retrovirus e Infecciones Oportunistas, celebrada la semana pasada en Seattle (EE UU). Los resultados preliminares de este mismo estudio se habían hecho públicos en la edición del año pasado de esta misma conferencia (véase La Noticia del Día 07/03/14

El estudio de fase IIB y de distribución aleatoria contó con 254 participantes con experiencia previa en tratamientos divididos en cuatro grupos experimentales y un grupo control: A los integrantes del primer grupo se les facilitaron dosis de 400 mg de BMS-663068 dos veces al día; a los integrantes del segundo grupo se les facilitaron 800 mg dos veces al día; a los integrantes del tercer grupo, dosis de 600 mg una vez al día; a los integrantes del cuarto grupo, 1.200 mg de BMS-663068 una vez al día; y a los integrantes del grupo control se les facilitó atazanavir sulfato potenciado por ritonavir una vez al día. Todos los participantes, incluidos los integrantes del grupo control, recibieron, además, tenofovir (Viread®) y raltegravir (Isentress®).

Los participantes presentaron características sociodemográficas y condiciones clínicas similares. La mediana de la edad fue de 39 años y el 60% eran varones. La mediana del recuento de CD4 inicial fue de 229,5 células/mm3. Para la inclusión en el estudio era necesario tener experiencia previa en tratamientos, un nivel de ARN de VIH igual o superior a las 1.000 copias/mL y un recuento de CD4 superior a las 50 células/mm3. Aproximadamente la mitad de los participantes presentaban al menos una mutación de resistencia a alguna de las familias principales de antirretrovirales.

Los resultados mostraron niveles de efectividad a las 48 semanas  similares en todos los grupos, con una proporción de participantes con cargas virales indetectables en los cuatro grupos de tratamiento con BMS-663068 del 82%; 61,2%; 68,6% y 68%, respectivamente, frente al 70,6% observado en el grupo control. El aumento observado del recuento de CD4 también fue similar entre los cuatro grupos de tratamiento con el fármaco experimental y el grupo control.

El tratamiento fue, en general, bien tolerado. Se produjeron 15 casos de efectos adversos graves entre los grupos de tratamiento con BMS-663068, aunque por causas no atribuibles al medicamento, según los autores del estudio, y cinco casos de abandono del tratamiento. Los efectos adversos más comunes fueron el dolor de cabeza (2% en el grupo con tratamiento de 800 mg) y dolor abdominal (2% en el grupo con tratamiento de 1200 mg).

Los autores del estudio concluyeron que la eficacia y seguridad de BMS-663068 había sido muy similar a la del grupo control, lo que abre la puerta a continuar con esta prometedora línea de investigación.

Los resultados obtenidos han motivado el inicio de un estudio de fase III que se realizará con participantes con experiencia previa en tratamientos y con opciones terapéuticas para el tratamiento del VIH limitadas. Si el mecanismo utilizado por este nuevo fármaco continúa mostrando los mismos niveles de eficacia y seguridad que los alcanzados hasta la fecha, podría permitir el desarrollo de una nueva familia de antirretrovirales que ampliaría el abanico de posibilidades terapéuticas.

Fuente: Elaboración propia (gTt).

Referencia: Thompson M, Lalezari J et al. Attachment Inhibitor Prodrug BMS–663068 in ARV-Experienced Subjects: Week 48 Analysis. Conference on Retroviruses and Opportunistic Infections (CROI 2015). Seattle, February 23-2. Abstract 545.

Fuente: La Noticia del día                             www.gtt-vih.org

No hay comentarios

Dejar una respuesta