CROI 2014: Beneficios de la suplementación con vitamina D y calcio en...

CROI 2014: Beneficios de la suplementación con vitamina D y calcio en personas con VIH

0
Compartir

Según los resultados de un estudio, que fueron presentados recientemente en Boston (EE UU) en el transcurso de la XXI Conferencia sobre Retrovirus e Infecciones Oportunistas (CROI), tomar cada día vitamina D a dosis altas y calcio reduce la pérdida de densidad mineral ósea (DMO) en pacientes con VIH que empezaron a tomar tratamiento antirretroviral por primera vez con una pauta basada en efavirenz (Sustiva®) y tenofovir/emtricitabina (Truvada®).

Aunque existan estudios contradictorios al respecto (véase La Noticia del Día 20/10/2010), se han documentado con frecuencia niveles bajos de DMO en personas con VIH, especialmente entre aquéllas que toman terapia antirretroviral, en las cuales se han observado reducciones de entre el 2 y el 6% de la DMO durante los dos primeros años de tratamiento -una tasa de disminución similar a la apreciada durante los dos primeros años de la menopausia-.

En los últimos tiempos, diversos estudios han mostrado una incidencia superior de fracturas derivadas de la fragilidad ósea en personas con VIH a la detectada en aquéllas no infectadas de edad parecida.

La pérdida de DMO en pacientes con VIH puede responder a la combinación de diversos factores, como la propia infección, el consumo de alcohol y tabaco, bajos niveles de vitamina D y la terapia antirretroviral, entre otros. Algunos estudios han hallado indicios de que tenofovir (Viread®; también en Truvada®) podría incrementar los niveles de hormona paratiroidea, hecho que explicaría cierta toxicidad renal y una reducción de la densidad mineral ósea (véase La Noticia del Día 09/06/2011).

Los niveles bajos de vitamina D observados en pacientes con VIH han despertado el interés de los investigadores por hallar el modo de prevenir la pérdida de DMO. El ensayo ACTG 5280 (siglas en inglés de Grupo de Ensayos Clínicos sobre el Sida) es un ensayo clínico de 48 semanas de duración, realizado de forma independiente por los Institutos Nacionales de Salud de EE UU, que inscribió a 165 pacientes con VIH sin experiencia en el uso de tratamientos antirretrovirales a los que distribuyó de forma aleatoria en dos grupos.

A todos los participantes se les administró efavirenz y tenofovir/emtricitabina y un grupo añadió la toma diaria de 4.000 UI de vitamina D y 1.000 mg de carbonato de calcio y el otro, los placebos correspondientes. Las guías estadounidenses recomiendan ingerir diariamente entre 800 y 1.000 UI de vitamina D, de lo que se desprende que los participantes tomaron dosis elevadas.

El promedio de edad de los participantes fue de 34 años; 9 de cada 10 eran hombres; una tercera parte eran caucásicos y otra tercera parte, afroamericanos. El promedio de recuento de CD4 fue de 340 células/mm3 en el inicio del estudio.

Ninguno de los participantes había padecido fracturas o piedras en el riñón en el pasado y no podían estar tomando bifosfonatos o esteroides de los que se saben incrementa la densidad mineral ósea. A todos los pacientes se les realizó un escaneado DEXA (absorciometría dual de rayos X, en sus siglas en inglés) antes de iniciar el tratamiento y, después, a las 48 semanas.

Los resultados muestran que la densidad mineral ósea se redujo un 1,46% en los pacientes que tomaron los suplementos en comparación con un 3,19% entre los que recibieron placebo. Los investigadores también midieron la pérdida de DMO en la columna y aunque el uso de los suplementos también atenuó la pérdida ósea, la diferencia observada entre ambos grupo no fue estadísticamente significativa (1,41% frente a 2,91%, respectivamente).

Por lo que respecta a la vitamina D, las personas que tomaron los suplementos observaron que sus niveles aumentaron de 28,4 a 56,4 ng/mL, mientras que los que recibieron placebo no experimentaron ningún cambio.

La suplementación con vitamina D y calcio no afectó a la respuesta al tratamiento antirretroviral. Los aumentos en los recuentos de células CD4 y los niveles de carga viral fueron similares en los dos grupos.

Tomados en su conjunto los resultados de este estudio parece que la suplementación diaria con vitamina D y calcio durante el primer año de tratamiento con un régimen antirretroviral que incluye tenofovir podría ayudar a compensar la pérdida de DMO, una solución relativamente barata de un problema que afecta a muchos pacientes con VIH. Con todo, el enfoque debería ser evaluado con el uso de otras pautas de uso habitual en pacientes con VIH, incluyendo a un mayor número de mujeres y prescindiendo, quizá, de la suplementación del calcio dado que su uso se ha asociado con aumento del riesgo cardiovascular. A falta de datos más concluyentes, podría decirse que la suplementación con vitamina D podría ser adecuada en personas que toman regímenes que incluyen tenofovir

Fuente: Elaboración propia (gTt-VIH).
Referencia: Overton ET, Chan ES, Brown TT et al. High-dose Vitamin D and Calcium Attenuates Bone Loss with ART Initiation: Results from ACTG A5280. 21st Conference on Retroviruses and Opportunistic Infections (CROI), Boston, abstract 133, 2014.

Autor: Juanse Hernández

Fuente: La Noticia del día www.gtt-vih.org

No hay comentarios

Dejar una respuesta