Ciudadanos establecen su propio canal humanitario por la salud

Ciudadanos establecen su propio canal humanitario por la salud

0
Compartir

Un canal de apoyo mundial e informal, con algunas limitaciones, permite que algunos caraqueños y residentes de otros estados puedan acceder a las medicinas que no se encuentran en el país por la situación económica que se agudizó a inicios de este año 2017.

“Venezolanos y extranjeros unidos para atender a pacientes crónicos, niños, personas con cáncer y adultos mayores con necesidades en Venezuela”, afirmó Luz Marina Díaz, venezolana en los Estados Unidos.

Ella, así como otros caraqueños, decidieron abrir su propio canal humanitario informal para enviar medicinas, pañales, leche en fórmula y otros alimentos a personas enfermas y a sus familiares.

“A través de amistades en España nos organizamos con farmaceutas y doctores que ayudan a enviar medicinas a Caracas. Nos comunicamos por redes sociales y les conseguimos algún tratamiento. Otros las donan venezolanos y extranjeros porque les sobran de algún tratamiento. Luego hay algún ciudadano que viaja y se las llevan a los pacientes”, contó.

Desde Estados Unidos y Europa miembros de comunidades de jesuitas prestan su ayuda a los más necesitados cada vez que viajan. “Se llevan al menos una maleta con medicinas”, afirmó Díaz.

En la ciudad de Miami hay cadenas de farmacias que aceptan récipes de venezolanos, cuenta Javier Mora, venezolano residenciado en esa ciudad.

“En mi caso tengo a una tía con cáncer de recto bajo. Le compré en Miami unas cremas para curar las quemaduras de la radioterapia (Elocom) , y el resto del tratamiento (quimioterapia) pude comprarlo con ayuda de un amigo en Bogotá, Colombia. Luego envíe todos los paquetes a Cúcuta y le pedí a un familiar en San Cristóbal (Táchira) que las pasara buscando”, expresó.

Su amiga retiró los paquetes en Cúcuta y luego solo pudo enviar los medicamentos vía terrestre porque ninguna casa de encomiendas tiene permiso para trasladar medicinas en Venezuela”, relató Mora.

Mientras que Díaz destaca que en el caso de los alimentos de primera necesidad, fórmula para bebés, pañales y otros alimentos se consiguen con mayor facilidad con las donaciones que hacen los feligreses de la parroquia San Francisco Javier de Manhattan. “Luego todo lo mandamos por barco”, comentó.

Kenji Hiromoto apoya individualmente el envío de medicinas desde su natal México a sus amigos venezolanos. En un contacto telefónico expresó que la forma de enviar medicamentos a Venezuela está un poco limitada. “Hay una sola compañía que puede hacer envíos de medicinas y algunos tipos de productos, con bastantes restricciones. Ciertos medicamentos no se pueden enviar. La forma más segura de enviar medicinas al país es por algunas personas que vayan a viajar a Caracas u otro estado, de otro modo es más complicado”, dijo.

Hiromoto conoce a otros ciudadanos en México que envían insumos médicos a venezolanos en maletas y cajas. “Hay quienes se arriesgan y pagan altos impuestos por el envío, solo para salvar vidas. Un paquete de 3 – 4 kilos sale como en 150 dólares”, precisó.

Katerine Martínez, directora de la ONG Prepara Familia, reveló por su parte que su labor social comenzó en la parroquia San Bernardino, ayudando a niños y madres. “Vimos sus carencias y comenzamos apoyarlos desde la pastoral de salud e hicimos alianza con muchas organizaciones. Ayudamos a remodelar la sala de neurocirugía del hospital de Niños J.M. de los Ríos con la colaboración de la Caja de Ahorro del Tribunal Supremo de Justicia.

Martínez recordó que hace dos años comenzó la escasez de medicinas y de insumos médicos. “Tratamos de paliar lo que vivimos. Nos aliamos con la organización Codevida y nos convertimos en defensores de los Derechos Humanos de los niños hospitalizados y sus familias”.

Ella trabaja generalmente con 12 voluntarios que llevan medicinas, pañales, fórmulas lácteas y demás insumos a pacientes y familiares en el hospital de Niños J.M. de los Ríos.

Explicó que normalmente reciben apoyo a través las redes sociales. “Hay ciudadanos organizados en España, Uruguay, Chile, Italia y Colombia. Donde haya venezolanos éstos se sensibilizan y mandan medicinas puerta a puerta a un centro de acopio en el municipio Libertador. También recibimos a los que colaboran a través de citas. Y tenemos un convenio con colegios privados, trabajamos con 40 jóvenes que ayudan a esta labor comunitaria en beneficio de 120 niños del J.M. de los Ríos”.

El viernes Martínez entregó pañales y otros insumos a los niños del J.M. de los Ríos.

Feliciano Reyna, presidente de la Coalición de Organizaciones por el Derecho a la Salud y la Vida (Codevida), comentó por su parte que atienden sobre todo a pacientes crónicos complejos. “Diabéticos, hipertensos, cáncer de mama, casos donde hay riesgo de vida”.

Indicó que les llegan ayudas de once países, Canadá, Estados Unidos, México, Costa Rica, Panamá, Colombia, Chile, Argentina, España, Italia, Francia, Alemania y Holanda.

“Resaltamos que nos llegan los insumos vía aérea y marítima y que en la aduana el Ejecutivo presta su apoyo muchas veces sin cobrar impuestos. Vamos a centros de salud y a particulares que realmente lo necesitan”, enfatizó.

Cifras:

20 Mil personas han recibido ayuda de voluntarios de todo el mundo para atender a sus familiares enfermos en casa, hospitales y en centros de salud privada en lo que va de 2017

11 países tienen organizaciones de voluntarios venezolanos y extranjeros encargados del envío de medicinas a Caracas y otros estados del país para paliar la crisis en el sector.

Insumos más buscados

Pacientes con cáncer de recto o colon buscan con amistades Mitomicina y Fluorouracilo para sus tratamientos de quimioterapia a tiempo.

Las organizaciones Codevida, Red Naranja, y vecinos de El Hatillo reciben donaciones todo el año para atender a pacientes en la Gran Caracas.

La Organización Prepara Familia informó que necesitan pañales, fórmulas lácteas y medicinas para niños y familiares del hospital J.M. de los Ríos. Contáctelos a través de la cuenta en Twitter @preparaflia y en Instagram por @preparafamilia.

Glucofage, Losartán, Valsartán e insulina buscan los ciudadanos que sufren de la tensión o que padecen diabetes.

Amikacina, Claritromicina, Clindomicina, Amoxicilina y otros antibióticos requieren pacientes con infecciones tras padecer VIH, cáncer y otras enfermedades en el país.

La organización Codevida ha atendido a más de 5 mil personas en 11 meses de labor social en el país. También ha llevado medicinas y otros insumos a 25 comunidades. Además, atienden a particulares en ocho hospitales de Caracas.

Fuente: Jorge Hernández / El Universal 

 

 

 

No hay comentarios