Aprueban comercialización de estimulante sexual para mujeres

Aprueban comercialización de estimulante sexual para mujeres

0
Compartir

Las autoridades sanitarias de Estados Unidos aprobaron la venta de Addyi, considerado como “el viagra femenino”, por sus efectos en el deseo sexual de las mujeres

México DF, agosto 19 de 2015.

La Agencia Federal del Medicamento (o FDA, por sus siglas en inglés) autorizó la venta de flibanserina, como se conoce genéricamente este fármaco, siempre que se haga con receta y bajo la supervisión de un médico.

Asimismo, la etiqueta de este medicamento tendrá que advertir que, mezclado con alcohol, puede producir una bajada peligrosa de la presión arterial, así como posibles desmayos.

Estos efectos secundarios también pueden desencadenarse si el Addyi se toma mientras se consumen otros medicamentos, incluidos los que se recetan para tratar infecciones vaginales.

Este es un fármaco no hormonal que actúa sobre los neurotransmisores del cerebro, tratando un mal que se conoce como anafrodisia o deseo sexual inhibido, es decir, una pérdida de interés en el sexo. Cifras de la Society for Women’s Health Research señalan que  una de cada 10 mujeres sufre de trastorno de deseo sexual hipoactivo (TDSH).

Las mujeres que padecen esta condición se encuentran, en su mayor parte, en los años de la premenopausia, y dicen que desean intimidad física, pero han perdido su apetito sexual, lo que les provoca angustia.

La flibanserina es una píldora rosada que se toma una vez al día al acostarse. El fármaco modifica tres sustancias químicas claves para el cerebro, aumentando la dopamina y la norepinefrina, pero disminuyendo la serotonina, la cual, diferentes estudios han demostrado que cuando aumenta la cantidad de serotonina (neurotransmisor en el cerebro), disminuyen el deseo sexual.

Hasta ahora, los médicos habían tratado la pérdida del apetito sexual femenino con psicoterapia e incluso con estrógeno y testosterona, pero éste será el primer medicamento vendido con tal fin.

La falta de deseo en ellas responde a una interacción entre las hormonas, la conformación química del cerebro, la relación con su pareja y la cultura.

Fuente: www.notiese.org

No hay comentarios

Dejar una respuesta