AIDS2016: Más que lenguaje y participación simbólica (Fotos)

AIDS2016: Más que lenguaje y participación simbólica (Fotos)

0
Compartir

Un encuentro con el príncipe Harry de Gales provoca varias reflexiones de lo que sucedió y de lo que no sucedió en la Conferencia Internacional de sida y del protagonismo de los jóvenes frente a una epidemia que les afecta significativamente.

En la tarde del jueves 21 de julio, mientras me encontraba participando de una sesión en el marco de la Conferencia Internacional sobre Sida, llegaron varios mensajes de amigos, amigas y conocidos quienes compartieron su sorpresa por una foto en la que aparecía saludando al Príncipe Harry de Gales, mientras intercambiamos algunas palabras. Este encuentro se dio en el marco del Programa de Jóvenes Embajadores de la IAS, duró unos minutos y el príncipe se mostró interesado en conocernos, en saber lo que hacemos en nuestros países en el marco de las respuestas al VIH y nos dio palabras de aliento.

Harry de Gales saluda a Jóvenes embajadores de la IAS.

No esperé que se publicara y viralizara una foto con él. Si esperé, de ese momento y de toda la conferencia, que la participación de jóvenes, en especial de jóvenes de poblaciones clave sea más que formal, simbólica y aislada.

‘‘Es una importante oportunidad de atraer la atención de los medios y que podamos instalar el tema, llegar a la gente’’ dijo de la actividad Chris Beyrer, presidente de la Conferencia y ex presidente de la Sociedad Internacional de sida.

Pienso que por un lado es estratégicamente cierto, fue una importante oportunidad de atraer la atención de los medios y que podamos instalar el tema, llegar a la gente, a las comunidades. Un indicador clave de esto podría ser que Terrence Higgins Trust, organización benéfica de VIH y salud sexual del Reino Unido, recientemente realizó una prueba piloto ofreciendo a miles de personas la posibilidad de realizarse la prueba de VIH (gratuita). Según un medio inglés, desde que el príncipe Harry se ha realizado la prueba en directo, la demanda de pruebas rápidas auto-administradas aumentó en un 500% ’’.

Debemos ser críticas y críticos en cuanto a la realidad de los diferentes países y regiones del mundo, sus condiciones económicas, políticas y sociales que determinan la  llegada de los mensajes, su receptividad y la reacción a partir de la recepción de la información. No será el mismo efecto en el Reino Unido que en Paraguay, y eso es más que claro. Entonces, ¿qué podemos hacer para que se tenga el mismo fenómeno?

En Paraguay ya se está haciendo, y el crecimiento también es significativo. Se atiende tanto el macroclima como el microclima, desde las comunidades claves en conjunto con las instituciones de cooperación y gobierno. Normalizar la realización del test de VIH es, sin duda, un desafío clave a alcanzar, por las metas 90-90-90, por el estigma, por las vidas.

El discurso real

Príncipe Harry de Gales durante su discurso.

En su discurso, el mismo día de la foto, el Príncipe Harry centró su mensaje en la difícil realidad que afrontan en Lesotho los jóvenes, niñas, niños y mujeres, tales como la depresión o el estrés traumático por duelo, la pobreza y la discriminación, y que estos problemas deben ser atendidos ya que no basta con una respuesta física (biomédica) al VIH. Mencionó también que afrontamos el riesgo de la complacencia y que no debemos quedarnos atrás con tantos avances considerablemente importantes. Agradeció el trabajo de personalidades, activistas y médicos en la respuesta al VIH.

Un discurso bonito, de progreso y esperanza. Pero que me dejó (y seguro nos dejó) con el sabor agridulce por no haber mencionado abiertamente a las poblaciones clave y tampoco a las juventudes de dichas poblaciones. Mujeres trans, hombres gais, trabajadoras sexuales, personas privadas de libertad y usuarios de drogas. Creo que en algunas situaciones y aspectos la generalización en los mensajes es buena estrategia, pero en otras se debe decir los nombres y apellidos, está oportunidad era una de esas.

Seguimos sin ser nombrados, sin ser reconocidos, y debemos serlo, no sólo por nuestra relación con la epidemia, sino por nuestra misma humanidad, por coherencia y respeto.

Está situación me recuerda a la Declaración de la Reunión de Alto Nivel. No existimos para los altos niveles y la realeza, que tienen la atención de los medios, del mundo, objetivo principal de la vinculación del Príncipe a la causa.

Jóvenes embajadores opinan

“Las celebridades tienen su propio privilegio para llamar a un cambio social. Comparando con otros acercamientos como trabajos en grupos, organizaciones, prácticas sociales desde las bases, la colaboración con celebridades podría ser costosa y oportunista. En mi opinión nosotros mismos debemos hacer el trabajo necesario primero, fortalecer nuestra influencia social a través de nuestros logros, luego llamar la atención de las celebridades para que cooperen”, nos comentó Chunyan Li, joven Embajadora de la IAS, que aboga por los derechos sexuales y reproductivos en China. Chunyan también comentó a Corresponsales Clave que la situación en China es compleja, pero ella percibe que lo que se debe hacer es adoptar una educación sexual integral que incluya equidad de género, derechos de las personas LGTBQ, así como sexo seguro. Respecto al Programa Jóvenes Embajadores, Chunyan manifestó que le hubiese gustado haber tenido más espacios de conversación cara a cara con todas y todos los jóvenes.

Sobre lo que opina acerca de lo que se debe hacer para mejorar la participación de jóvenes en las respuestas al VIH dijo: ‘‘Las y los jóvenes podemos tomar decisiones correctas si recibimos una educación apropiada, la misma posibilita tener ideas innovadoras y la oportunidad de comunicar nuestras ideas y planes’’.

Sitraka Faniry, del Consejo Nacional de Mujeres de Madagascar y también del programa Jóvenes Embajadores de la IAS, nos comentó que la Conferencia Internacional de Sida es una experiencia de cambio para ella, ya que tuvo la oportunidad de conocer a muchos jóvenes que viven con VIH, especialmente, ya que en Madagascar no se habla del tema. Nos comentó que solo el 2% de la población de Madagascar accede a las pruebas de VIH y que es necesario que estas sean gratuitas, que se implemente una estrategia de educación entre pares, principalmente entre jóvenes, que representan un 64% de la población total.

Por otro lado, Shaun Bera, de Youth RISE, nos comentó que en Zimbabwe existe una atmósfera difícil para las poblaciones clave,  ya que  la ley prohíbe el trabajo sexual y el consumo de drogas. “Esto hace que sea difícil para las poblaciones claves que viven en Zimbabwe tener acceso a la asistencia sanitaria básica en sus clínicas locales u hospitales locales”, dijo.

¿Qué hacer, más allá de las figuras y los discursos?

Así como se ha discutido en el artículo AIDS 2016 – Politizando el Sida, es importante mirar más allá de la Conferencia, el antes, el durante y el después. La película completa. Hablar de la Reunión de Alto Nivel no es una fijación que establece conversaciones repetitivas respecto a los desafío a partir de la adopción de su Declaración, hablar de ello es necesario, necesario en todos los niveles.

Como resultado de la complejidad macropolítica y económica aún desatendida por la comunidad internacional, el viernes 22 se conformó una coalición que alberga a activistas, científicos, doctores y responsables políticos que tendrán el trabajo de incorporar todos los conocimientos, evidencia y trabajos en un Plan Global sobre Sida. La acción concreta y próxima de la coalición es el lanzamiento de dicho plan en las capitales del mundo el 1 de diciembre.

Nos encontramos en un momento histórico que nos demanda acciones urgentes, acciones integrales, interseccionales e innovadoras ante contextos de vulneración de derechos humanos, menor financiación a salud y VIH y postergación de las comunidades claves.

¿Y qué debemos hacer para una mejor y mayor participación juvenil, especialmente de poblaciones claves en las respuestas al VIH? Lo sabemos; ahora, más que nunca debemos hacerlo. Las y los jóvenes somos sujetos sociales y políticos capaces de ser parte activa de nuestras respuestas.

O, si no sabemos qué hacer, sabemos que lo que no hay que hacer es seguir el modelo de lenguaje y la participación simbólicos como única forma de ser parte de procesos que nos afectan directamente.

Fuente: Adolfo Ruiz Ferreira /  Corresponsales Claves

No hay comentarios