Empieza Aquí Dónde Acudir Nosotros Biblioteca
Inicio
Formación y Prevención
Atención Integral
Alianzas
Incidencia Pública
Conocimiento útil
Tienda
17 usuarios en linea
Archivos

Continúa la polémica por la transmisión sexual del VIH

Pedro Pérez

A principios de año, la Comisión Federal del VIH/sida de Suiza levantó una gran controversia al sugerir que las personas con VIH en tratamiento antirretroviral, con una adhesión óptima, una carga viral indetectable (inferior a las 40 copias/mL) durante al menos seis meses y sin ninguna otra infección de transmisión sexual (ITS) no eran susceptibles de transmitir el virus a sus parejas heterosexuales (véase La Noticia del Día 31/01/08).

Como cabía esperar, la polémica continuó en la XVII Conferencia Internacional del Sida, celebrada en la Ciudad de México el pasado mes de agosto (véanse “Tratamiento y capacidad de infección. La declaración suiza genera debate en la conferencia de México “ y “Los datos disponibles hasta ahora no bastan para decidir si la declaración suiza es correcta o no” en Actualización en Tratamientos 05/08/08 y 08/08/08, respectivamente).

Un estudio francés, publicado en la edición de agosto de 2008 en la revista AIDS, ha puesto en duda la que ya se conoce como "declaración suiza", al sugerir que el VIH puede seguir presente en el semen de un hombre a pesar de que éste tenga una carga viral en plasma indetectable. Los investigadores recogieron un total de 264 muestras emparejadas de semen y sangre (de 1 a 6 muestras por participante) entre enero de 2002 y enero de 2008 de 145 hombres con VIH en un programa de reproducción asistida en el hospital Pitié-Salpêtrière de París (Francia). El programa empleaba el lavado de esperma, un procedimiento que permite cribar el VIH del semen y facilitar así a las parejas serodiscordantes concebir con seguridad.

Los expertos usaron un test capaz de detectar 40 copias/mL de ARN viral en sangre (el punto de corte especificado en la “declaración suiza”) y 200 copias/mL en semen.

Según los resultados del estudio, del total de muestras emparejadas, en el 85% no se detectó el virus ni en la sangre ni en el semen, en el 3% se pudo detectar ARN viral tanto en el semen como en la sangre, y en el 6% se detectó en la sangre pero no en el semen. Y, lo que es más importante, el 5% (7) de los hombres presentaron VIH detectable en semen pero no en sangre, y ello a pesar de que no padecían ninguna otra ITS y que habían tenido una carga viral indetectable en plasma durante al menos seis meses de tratamiento antirretroviral (requisitos de la “declaración suiza”). Además, los siete hombres también tuvieron muestras de semen con VIH indetectable, lo que indica que la presencia del virus en el esperma fluctuó a lo largo del tiempo.

En vista de estos datos, los autores concluyen: “Este resultado justifica medir el ARN del VIH tipo 1 (VIH-1) en el semen antes de realizar un procedimiento de tecnología de reproducción asistida, e indica que se debe informar [a las parejas serodiscordantes que deseen practicar sexo sin protección] sobre la existencia de un riesgo de transmisión residual.”

En particular, los expertos recomiendan que, dado que "el riesgo de transmisión es bajo pero no nulo para las parejas serodiscordantes", se siga una tecnología de reproducción asistida (como la del lavado de esperma) como método para evitar la transmisión del VIH.

Asimismo, hicieron una mención expresa sobre la "declaración suiza”: “Estamos de acuerdo [con la comisión de expertos suizos] con que el riesgo de transmisión del VIH en este caso en particular es muy bajo. Sin embargo, hay una serie de factores que pueden interferir y quizá tengan el potencial de aumentar este riesgo, como la fluctuación en la adhesión, las características de los fármacos que influyen en la penetración en los compartimentos, así como las ITS asintomáticas y no diagnosticadas."

Como sugieren los investigadores franceses, una de las posibles razones para que la carga viral sea detectable en el semen a pesar de no serlo en la sangre puede tener que ver con el hecho de que los medicamentos antirretrovirales no consigan penetrar en el compartimento genital. Como sucede en el caso del cerebro, los testículos se encuentran protegidos por una barrera física que evita la entrada de ciertas sustancias, incluyendo numerosos fármacos.

Fuente: HIVandHepatitis / Elaboración propia.
Referencia: Marcelin AG, Tubiana R, Lambert-Niclot S, et al. Detection of HIV-1 RNA in seminal plasma samples from treated patients with undetectable HIV-1 RNA in blood plasma. AIDS. August 2008; 22(13): 1.677-1.679.

La Noticia del día 05/09/08              www.gtt-vih.org

9/9/2008

Volver 

 




Desarrollado por DataStrategia